¿Debo tener en cuenta el área de publicidad y marketing para tener un negocio exitoso? ¿Cómo puedo crear estrategias de promoción correctas? ¿Cómo genero ventas a través de una? Si como empresario, negociante o emprendedor te has hecho las preguntas anteriores, BOU te comparte ciertas características esenciales para reavivar tu negocio de la mano de una buena estrategia de promoción.

Si leíste nuestra entrada “8 pasos sencillos para reactivar tu empresa” habrás encontrado algunas herramientas infaltables para el desarrollo de tu proceso de trabajo. Por lo mismo, todavía queremos ampliar algunas áreas para mejor entendimiento y rendimiento.

Las estrategias de promoción son uno de los recursos de marketing más importantes. Con ellas podrás dar a conocer tus productos, crear la necesidad de ellos en el mercado e incluso conseguir un buen posicionamiento de tu marca. Asimismo, los consumidores tendrán toda la información que ellos necesitan para elegir o descartar nuestros productos y/o servicios. Esto va más allá de relacionar la promoción con descuentos o similares pues aquello entra dentro del marketing promocional (un recurso que veremos más adelante); consecuentemente, conocerás que las estrategias de promoción entrelazan al equipo interno con el público objetivo o los consumidores, convirtiéndose en una arista fundamental para el negocio o empresa.

Las tres principales estrategias de promoción son:

  • Estrategias de impulso: incentivar a las personas encargadas de la venta del producto (personal interno) para que lo hagan de la mejor manera posible.
  • Estrategia de atracción: en este caso, el objetivo será el consumidor (cliente) del producto o servicio. En este grupo podemos englobar las estrategias de descuentos, regalos, obsequios, etc.
  • Estrategia híbrida o combinada: se combinan elementos de las estrategias de impulso y de las de atracción. Es decir, se obsequiará tanto al equipo como a consumidores finales.

El concepto de marketing promocional hace referencia a las gestiones que tienen como fin ofrecer un valor añadido al consumidor. Estas estrategias se suelen poner en marcha cuando sale un nuevo producto al mercado o en periodos concretos del año en los que se busca ofrecer un estímulo complementario a un determinado producto. El marketing promocional ayuda a las empresas a influir en la decisión de compra de los consumidores y poder así cumplir los objetivos estipulados en materia de venta.

Para promocionar un producto, un negocio, o un servicio, no hace falta tener un gran presupuesto y gastar mucho dinero en publicidad. A continuación, te presentamos métodos que puedes poner en práctica tanto si tienes una tienda física como un negocio online:

  • Crea y/o promociona tu negocio en diversas redes sociales, teniendo en cuenta al público al que quieres llegar.
  • Pon en acción concursos, sorteos, promociones de descuento o alguna actividad que genere interacción y llame la atención de nuevos compradores.
  • Ofrece y/o envía muestras gratis de tu producto o servicio, tanto a personas naturales como a influencers, bloggers, youtubers para aumentar el impacto.

La durabilidad de las promociones suele ser a corto plazo. La idea es animar a las personas a consumir nuestro producto o servicio en un plazo de tiempo relativamente corto puesto que mientras más instantáneo sea más rentabilidad podremos obtener.

A modo de conclusión, si lo que buscas es reactivar tu negocio, la solución puede estar en la correcta elección de una o varias estrategias de promoción. ¿Cuál es la que estás poniendo en práctica esta semana?

Únete a nuestro newsletter.

Artículos empresariales e importantes del sector

Thank you for your message. It has been sent.
There was an error trying to send your message. Please try again later.

Continuar Leyendo

Habla con nosotros.

Respuesta por Whatsapp

Lo importante es tomar todos tus requerimientos.